domingo, 5 de marzo de 2017

Militia Caesaraugustana

MILITIA CAESARAUGUSTANA


La primera audioguía para descubrir de una forma distinta el centro de la ciudad de Zaragoza (Spain), realizada con la tecnología de izi.TRAVEL (https://izi.travel/es).

 

Esta audioguía está concebida para acompañarte de una forma amena durante tu visita turística al centro de la ciudad. Se propone una ruta que contiene varios lugares de interés. Durante el recorrido, la audioguía reproduce audio con historias sobre los lugares que se van visitando.


En concreto, la guía "Militia Caesaraugustana" está estructurada como "misión". Se trata de una visita, orientado sobre un juego o una aventura:
La Militia Caesaraugustana forma parte de la Militia Christi, la primera orden militar de España, fundada por Alfonso I El Batallador hacia el año 1122, tras la conquista de Zaragoza.
Su objetivo inicial fue dar seguridad y contribuir al asentamiento de la población en la ciudad, mediante una milicia comprometida con la lucha contra el enemigo invasor, contribuyendo a la defensa del Reino.
Las crónicas árabes de la época hablan de la presencia de milicianos que actuaban en grupos más o menos numerosos, vestidos todos del mismo modo, que habían jurado luchar hasta la muerte antes que volver la espalda ante el enemigo.
Aunque pueda parecer increíble, la Militia Caesarugustana perdura en nuestros días y está formada por más miembros de los que pudiera creerse. Tal vez ahora mismo, si estás en la ciudad de Zaragoza, cerca de ti haya un miliciano caesaraugustano. No lo reconocerás a simple vista, pero si otro miliciano solicita su ayuda, ten por cierto que no te defraudará, ya que se ha comprometido y jurado por el Evangelio que no abandonaría a sus compañeros.
¿Quieres formar parte de la Militia Caesaragustana? Completa las pruebas a las que se te someterá en este tour y solicita tu inscripción. Si los Maestres consideran que lo mereces, serás inscrito en la lista de honor y recibirás tu diploma secreto.
Nota: Recorrido turístico basado en hechos históricos. No se pretende realizar un fiel reflejo de la historia, sino adaptarla para el disfrute de un ocio activo.
Se pretende que pases de la posición pasiva del oyente a la posición activa del aventurero. El objetivo consiste en completar la misión hasta el final, sumando el mayor número de puntos. En el proceso, tendrás que resolver distintas tareas, contestar a las preguntas planteadas o encontrar los objetos ocultos en su alrededor.

La misión se divide en varios segmentos (fases de la visita). Al principio, todos los segmentos, excepto el del inicio, están ocultos. Según vayas avanzando (respondiendo a las preguntas/solucionando tareas/localizando objetos ocultos), se abrirán nuevos segmentos de la misión y se sumarán puntos. Y así hasta el punto final. Al terminar la misión, recibirás las estadísticas de su participación y la satisfacción de la "misión cumplida".

Si quieres disfrutar de este reto, basta con que te descargues la app de izi.TRAVEL (gratuita) disponible en la Play Store, tanto para dispositivos Android como IOS.


Una vez instalada en tu dispositivo móvil, ejecuta la aplicación y busca audioguías en Zaragoza (Spain). Elige la misión "Militia Caesaraugustana" y descárgala en tu móvil. De esa forma, podrás utilizarla sin necesidad de conexión a internet y ¡sin costes por roaming! Incluso en modo sin conexión, las historias se activarán por GPS en la calle. 



¡Conviértete en un/a militiano/a caesaraugustano/a!


Si superas la misión con éxito, y si tu corazón te lo pide, podrás solicitar formar parte de la Militia Caesaraugustana. No obstante, tu solicitud debe llevar el visto bueno del Maestre de la Militia, por lo que no es seguro que se acepte tu solicitud.

No olvides tampoco que, si eres admitido, te comprometes a no abandonar a tus compañeros bajo ninguna circunstancia, a defender la ciudad y a luchar hasta el final, sin dar la espalda ante el enemigo, siempre que otro miliciano solicite tu ayuda.

Esta "misión" dispone de audio por lo que es conveniente que utilices auriculares.


¿Por qué desarrollamos este tipo de guías desde MoDULoW? 

En MoDULoW (www.modulow.eu) fabricamos viviendas modulares móviles que permiten rehabitar nuevos espacios y disfrutar del Espíritu Nómada que todos llevamos dentro.

Con el objetivo de que seas consciente de él y que disfrutes de tu ocio de una forma activa, una de nuestras actividades está relacionada con la realización de este tipo de guías, orientadas sobre todo a lugares por descubrir, que podrías rehabitar con tu MoDULoW.


viernes, 17 de febrero de 2017

Mi lienzo es mi casa: #MoDULoW Graffiti

Mi lienzo es mi casa: MoDULoW Graffiti


 
No hacía más de unas horas que me había despertado exaltado, agitado, palpitante... Aún borboteaban en mi mente las últimas escenas de la pesadilla y, sudoroso, yacía sobre un manto de sábanas alborotadas. Ahora es cuando lo tuve claro.

Un impulso irrefrenable hizo que me vistiese rápidamente. Busqué en el fondo del armario un jersey y un pantalón viejos Me los puse a toda prisa, como si algo o alguien no me fuera a esperar.

Hace ya un tiempo guardé los aerosoles en una caja, en el trastero, pensando que ya no los volvería a usar. Pero hoy los necesitaba; si no lo hacía, me arrepentiría toda la vida.

Los cargué en el maletero del coche, junto con los guantes y la mascarilla para gases del tipo FFP2. Arranqué y me dirigí hacia donde aquel impulso me arrastraba.


Ahora me encontraba ya frente a él. Siempre lo había visto perfecto, ideal, con las proporciones adecuadas, conjuntado con el entorno, casi camuflado. Pero siempre había creído que había algo que no encajaba y hasta hoy no había sabido qué era.


Hasta ahora no había sido capaz de darme cuenta de que la fachada de mi MoDULoW era un lienzo en blanco que me llamaba cada vez que lo veía, que permanecía a la espera de que fuese capaz de verlo.

Como un poseso, comencé a marcar las líneas principales con el spray negro y empecé a rellenar los espacios con degradados o colores sólidos, enmascarando o recargando unas zonas más que otras.


El día se me hizo mucho más corto de lo que debería. Era casi de noche cuando terminaba los últimos detalles a la luz de los faros del coche. Me alejé unos cuantos metros para apreciar el conjunto al completo. Allí estaba aquello que con lo que había soñado una noche tras otra, sin darme cuenta, desde la del día en que instalamos el MoDULoW en la parcela a la que acudíamos cada fin de semana, hasta que un día, sin saber muy bien la razón, dejamos de ir.


Ahora sé que fue debido a que no podría contener mis impulsos de llenar de color esas fachadas impolutas, casi perfectas, tanto que me hacían daño sin percatarme de ello. Me deslumbraba su vacío, su lisura, su extensión sin mancha alguna, llegando incluso a alterar mi estado de ánimo.


Pero para un grafitero empedernido como yo aquello era un pecado. ¡Ahora sí sentía que me pertenecía, que lo había hecho mío!

Nota: Ambas imágenes de MoDULoW se han realizado con graffitis LoveLetters.

lunes, 13 de febrero de 2017

Montaje MoDULoW kit

¡ NUEVO ! MoDULoW KiT
Si tienes una llave inglesa, tienes todo lo necesario para disfrutar de un MoDULoW.
Hemos diseñado un #MoDULoW que te entregamos por piezas para que lo montes como un Mecano. Se
transporta en un pequeño remolque para que pueda llega a cualquier sitio, incluso por barco. Increíblemente fácil de montar, pero si lo prefieres lo montamos por tí.



sábado, 4 de febrero de 2017

La Casa que Cambia de Vistas

La Casa que Cambia de Vistas


De casa al trabajo, del trabajo a casa.  Al final de la semana estaba ya cansado de aquellas cuatro paredes. Cuando me asomaba a la ventana en busca de un poco de oxígeno, de vistas lejanas en las que acomodar mi vista, sólo encontraba el muro de ladrillo del edificio de enfrente. Cuando alzaba la vista, me encorbaba porque el techo se me venía encima. Era como si viviera en la habitación de Fermar, en el interior de un receptáculo cuyas paredes se movieran,  haciéndose por minutos cada vez más pequeño.

En ese momento decidí que debía salir de allí. Corrí al armario, me puse el pantalón de trekking, me calcé las botas, una gruesa camiseta de algodón, el polar y un quitavientos. Cogí los guantes, el gorro y la mochila. Bajé al garaje, cogí el coche y emprendí rumbo hacia mi propia aventura.

La encontré allí, tal y como la noche anterior había soñado que estaría. Las líneas puras, los ángulos rectos, la planitud de sus superficies le conferían un aspecto sobrio y robusto. Me esperaba imperturbable, seria, impenetrable. Parecía un módulo de supervivencia en un planeta inhóspito, con su revestimiento plateado, que ahora empezaba a brillar con los últimos rayos de sol.
Me abrió sus puertas como si me hubiera estado esperando, como si supiera que iba a llegar en ese momento. Pero estaba fría, huraña... Encendí las luces, en un principio casi cegadoras, causando un efecto extraño puesto que fue como si las paredes se expandieran para acogerme entre ellas. Me envolvió un espacio diáfano y luminoso, que parecía extenderse mucho más alla de los 30 m2 en los que me encontraba.
Abrí los gruesos portones de la cristalera y el paisaje al completo penetró hasta lo más profundo de mi ser. Mis ojos no alcanzaban a distinguir dónde estaba el limite del horizonte. Al abrir la puerta, me invadió el olor de la hierba, del humo de las chimeneas y creí volver a mi niñez, cuando mis padres me llevaban a pasar el fin de semana a la casa que tenían mis abuelos en el pueblo.

Calenté una taza de té y me senté en el suelo de madera del porche, asombrado, como si fuera la primera vez que sentía estas sensaciones, como si fuera la primera vez que veía estas vistas.
Aquella noche dormí. Lo hice como el patrón de un barco en alta mar, guiado por la luz del faro hacia puerto, como el piloto de una aeronave que se alza sobre las nubes de tormenta, como el aventurero que sabe que algún día alcanzará aquello que nadie ha conseguido antes.
Tras dos días apagué las luces y mi aventura terminó.  Cerré los portones y volví a mis cuatro paredes en la ciudad, con ventanas frente a muros de ladrillo. No parecían tan agobiantes, parecía que se hubieran alejado un poco.  Y de nuevo de casa al trabajo y del trabajo a casa.

Pero... dentro de 5 días volveré de nuevo a MoDULoW, donde me espera mi verdadero yo. Y es posible que el próximo día, al abrir los portones de la cristalera la vista haya cambiado. Tal vez, huela la sal traída por la brisa marina...
O quizá esté rodeado por un inmenso prado, enmarcado por las montañas, rodeado de campos de cultivo...
O perdido en un manto de nieve virgen, esperando que alguien marque sus huellas sobre él...

MoDULoW es algo más que una casa que cambia de vistas..., es el fiel reflejo de mi Espíritu Nómada.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

MoDULoW: El retorno

MoDULoW: El retorno


NUEVAS EMOCIONES NOS ESPERAN...

Como muchos ya habréis visto, por razones que podéis imaginar, hemos transformado nuestro antiguo perfil de "MoDULoW Espíritu Nómada" de Facebook en un nuevo perfil personal de "Luis Carlos Agustín".  A cambio hemos creado una nueva página en Facebook con la marca "Modulow"

Ya sabéis que MoDULoW no es una multinacional ni una gran empresa con decenas de empleados. MoDULoW está formado únicamente por dos personas, Agustín y Luis Carlos. Nos gusta considerarnos dos apasionados del metal, con amplia experiencia en fabricación metálica y colegiados como ingenieros en Aragón. Todo lo que hacemos lo diseñamos y montamos nosotros mismos, lo que nos permite un control total en el proceso, que se lleva a cabo con especial cuidado, lo que combinado con un trato personalizado hace que no haya dos MoDULoW iguales. Cada uno se crea a "imagen" de su propietario.

Queremos aprovechar este "renacer", para hacer que nuestra página sea totalmente colaborativa, con un objetivo principal: crear nuevas formas de disfrutar del ocio activo, aplicando la tecnología al Espíritu Nómada que nos caracteriza.

Por ello, nos gustaría seguir contando con tu compañía y con tu apoyo.  Y, si te animas, con tu colaboración en la página.  ¡Lo que podemos asegurar es que vamos a hacer todo lo posible por entretenerte!



domingo, 21 de agosto de 2016

Mucho menos de lo que piensas

Mucho menos de lo que piensas

Es la respuesta a la pregunta que nos hacen a menudo: ¿Cuánto cuesta equipar un MoDULoW con cocina y baño? Y aquí lo vamos a demostrar, utilizando material de un catálogo de BricoDepot.

Nos basaremos en nuestro MoDULoW Hybrid. Antes de nada, recordar cómo es el aspecto de este  modelo. Su elemento base tiene 2,5 m de ancho por 6 m de longitud (15 m2, por lo tanto) y va revestido con una lona impresa con la imagen en HD que se quiera. Además, por supuesto, va totalmente aislado contra el frío y el calor, y revestido interiormente tanto en paredes, como en techo y suelo; pero no va equipado con cocina ni con baño.  El precio bruto es desde 4800 euros.  

Pero equiparlo con cocina y baño tampoco supone mucho más. Y lo vamos a ver utilizando material distribuido por la cadena de bricolaje BricoDepot.

Empecemos por la cocina...

Mobiliario:
Fregadero de un seno:
Grifería de cocina:
Fogones de gas:
Extractor:
 Calentador agua a gas:

Todo ello suponen 568 euros (PVP).

Y continuemos con el baño...

Mueble de baño:
Inodoro:
Plato de ducha:
Mampara:





Grifería:
Set de ducha:

Con lo que la inversión en el baño son 419 euros (PVP).


Por lo tanto, queda respondida la pregunta inicial. 
¿Cuánto cuesta equipar un MoDULoW Hybrid con cocina y baño?  En total 987 euros (PVP), sin incluir montaje.
Seguramente mucho menos de lo que hubiéramos imaginado.